jueves, 5 de enero de 2012

LAS MANTAS


Para mantener la suavidad y el tacto en la manta como en los primeros días, se aconseja airearlas unas dos veces a la semana durante una hora aproximadamente.
Y cuando las guardes en el armario, es importante consérvalas siempre limpias en una funda de plástico. Así tendrás la manta en perfecto estado para utilizarla nuevamente.